El arte como agente transformador_

Alguna vez dijo el poeta Jean Paul, que los libros son extensas cartas para los amigos. Desde entonces, y mucho antes, la labor de enviar, compartir y crear una red que intercambie una actividad hermosamente humana han conquistado las fronteras de la eternidad.

Sin embargo, no es la especie quien determina la humanidad. Lo biológico carecería de sentido si no fuera un contenedor de una dimensión transformadora en sí: el ser.

"Yo soy inmensa… y contengo multitudes" - Karen

¡Aparentemente llegamos al claro del bosque!, el ser como guía tienen como práctica el milenario oficio humanizador por excelencia: el arte. En palabras de Karen, es el arte que ha cambiado su forma de ver, sentir y ser. La autora de tan hermoso trabajo expresa en sus elecciones estéticas una suceptibilidad que le marca un camino en su humanismo personal. Que si se estudía con detenimiento uno puede leer la imensidad de un universo.


"Estar tanto tiempo tras una hoja plasmando en ella los sentimientos acumulados en un pequeño ser, se vuelve gratificante" - Karen

El arte al igual que el humanismo es contenedor del ser, más allá de su realidad tangible. Además, el arte es uno de las ideas, sino la más huidiza, de mayores imposibilidades determinativas.


El arte, es la casa del ser. En el trazo del artista habíta un intento por humanizarse. No existe ni debería existir la prohibición ni discriminación de lo que podría o no considerare arte. Pues tal hecho sería una injusta práctica por privar de humanidad, o lo peor, por decidir quién poseé el poder de decisión lo suficientemente infinito como para decidir sobre el arte. Karen ya lo dijo, el arte nos transforma. Y esperamos que el arte nunca pare.


Sin más, desde Latrue les pedimos encarecidamente ¡Nunca dejen de crear!


Les invitamos a seguirnos en:

@latrue.fanzine

Escrito por:

Darío Muñoz

@dariomunhoz


Artista: @karenlesly4077